criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  terror > Hechos realesDestrozado

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 12 de Marzo del 2010

Desde entonces este relato ha sido leido 3,062 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 46 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: terror > Hechos reales
  Titulo:

Yo estaba destrozado. Pablo me había prestado su estudio por unos días. Se había acabado el semestre y el se estaba quedando en su casa. Yo, bueno, le dije que necesitaba un lugar para escribir, fuera del jodido ruido de casa; un lugar tranquilo y silencioso para concentrarme y escribir uno que otro relato. En parte era verdad; sólo en parte. La otra parte era que necesitaba un lugar para drenarme, para sacarme toda la mierda de encima, todo el pus. Carajo, lo recuerdo y me duele…
       Mi novia de entonces, la muy puta, me las pegó. Prácticamente estábamos viviendo juntos, y un día que salí antes de tiempo de clases, fui a su apartamento a buscar unos libros y otras cosas mías. Tenía llave, así que abrí, y cual fue mi sorpresa cuando veo a la muy perra mamándoselo a un tipo que había visto un par de veces por ahí. Los dos estaban desnudos y ella lo hacía con mucha pasión. La muy cabrona se lo estaba disfrutando; y el muy hijo de puta, también. Lo se, ella hace muy buenas mamadas.
       Cojones, lo recuerdo muy bien, todavía tengo la escena grabada en mi masoquista cabeza: Yo agarrando la cerradura de la puerta, ella desnuda, arrodillada y cabeceando, y el muy perro mirando hacia arriba con los ojos cerrados. Luego me vieron, y esta es la parte que más trabajo me cuesta sacarme de la cabeza, porque es como una maldita fotografía. Se quedaron estáticos: ella mirándome con la boca abierta llena de baba y su mano agarrando el bicho del tipo, que para colmo lo tiene más grande que yo, un hilo de baba espesa conectando su boca con la fucking verga, y el muy cabrón (bueno, el cabrón soy yo, ¿no?) mirándome con esa mirada entre sorpresa y miedo… Pensarían que los mataría, creo. Pero no, los muertos no pueden matar a nadie, y ellos me habían dejado bien muerto. Sólo pude articular una palabra, muy lentamente, sacada de las entrañas de mi destrozado ser: “PU-TA”. Luego cerré la puerta.
       Y me enfermé.
       Estuve mal por semanas. Tenía toda mi alma hecha pedazos, ulcerada, infecta. Yo estaba bien enamorado. Es más, nunca me había sentido así por alguien. Yo pensaba hasta en matrimonio y todo eso. Yo, que soy un mujeriego, que creo que no es matrimonio sino martirmonio, que soy de los que dicen “el matrimonio es como el demonio”…
       Toda la situación me llevó a replantearme la vida. Por un tiempo pensé en el suicidio, pero no. ¿Y si daba la mala pata que todas las religiones estuvieran en lo cierto? Terminaría en el infierno deseando suicidar mi alma pero sin poder hacerlo. Además, qué carajo, la muy puta no lo valía. Pero más aun, no podía irme sin intentar escribir “buena literatura”.
       Entonces le pedí a Pablo que me prestara su estudio unas semanas, lo que empezaba el semestre. Y me lo prestó. En ocasiones puede ser muy buen amigo. En ocasiones. Bah, pensaría que así se ahorraría el trabajo de limpiarlo porque sabe que soy meticulosamente limpio y ordenado. O lo era. Es idiota, lo sé, pero no podía hacer nada si donde estaba todo no estaba limpio y en su perfecto lugar. Así era, jodidamente maniático, hasta que me mataron…
       ¿Y escribí? Bueno, sí. Pero para que fluyeran las palabras tuve que tomar o mucho café o algo de alcohol. Y masturbarme. La verdad no<


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.