criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Suicidio Concertado
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  fantasia > RolCrónicas de los caballeros de oro y plata 1

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 11 de Marzo del 2009

Desde entonces este relato ha sido leido 2,138 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 28 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: fantasia > Rol
  Titulo:

Los cuerpos yacían por doquier, la sangre corría por los canales de la ciudad. Era una escena grotesca con los cuerpos tirados por doquier, tanto de caballeros como de bárbaros del norte, algunos desmembrados y con las vísceras de fuera gritaban del dolor, agonizantes se arrastraban mientras los otros luchaban. Los edificios ardían en llamas y los gritos de los inocentes inundaban el ambiente, los barajaros atacaban sin piedad aun a mujeres y niños que corrían a refugiarse al palacio central y los soldados, trataban de protegerlos, mientras chocaban los aceros con los demonios del norte, era batalla tras batalla, muerto tras muerto, los atacantes eran numerosos, parecían hienas hambrientas atacando a una oveja indefensa, los números que atravesaban las puertas de la ciudad eran innumerables y parecían no tener fin. Los muros exteriores habían caído y la pelea se libraba en las calles de la ciudad, los invencibles caballeros de oro y plata estaban siendo derrotados por un enemigo desconocido. La brutalidad de los atacantes fue tal que obligo a los caballeros a retroceder. El rey que miraba la pelea desde lo alto de la plaza ordeno una retirada total dentro del palacio central pensando que esto le daría tiempo para formular una estrategia para derrotar a los invasores, ordenando a un grupo que cubriera la retirada y quedaran fuera protegiendo el palacio interior. Ya selladas las puertas el comandante de los valientes guerreros gritó: - Si hemos de morir hagámoslo con honor y gloria ¡Por la Muerte! ¡Por el honor! ¡Por el rey! Y sus hombres valientemente lucharon en la plaza enfrente del palacio y por un momento pareció que sucedía un milagro, ningún bárbaro atravesaba la gruesa defensa que estaba en el camino al palacio, los demonios del norte parecían olas estrellándose en un acantilado, el animo estaba por los cielos, estaban luchando por su patria, por su amado rey. Los caballeros pelearon como nunca los bárbaros morían como moscas, y en un momento a lo lejos sonó una trompeta y los bárbaros empezaron a huir... Todo parecía señalar una victoria y empezaron a cantarla, pero todo fue solo un respiro por que a lo lejos se miraron varias figuras trotando y al mismo momento escucharon un estruendo atrás de ellos, el palacio parecía haber explotado y de el surgió una figura tan alta como una torre, los pedazos de varios ciudadanos salieron volando por doquier, la bestia tenia en cada uno de sus ocho brazos a una o varias personas y en su boca ya colgaban varios miembros de ella, se podía ver la sangre deslizándose por el cuello de la bestia, luego mas estruendos y estaban rodeados por cuatro bestias de ese tamaño los cascos aplastaban soldados y sus brazos destruyan todo mientras de daban un festín con los presentes. Los caballeros poco o nada pudieron hacer contra ellas, el mismo rey era un charco de sangre tendido en el piso, todo paso de ser una batalla a una masacre estas bestias no se podían detener, la infranqueable ciudad de plata había caído en tan sólo una noche. A la mañana siguiente los únicos seres vivos en a ciudad eran los buitres que se daban un festín con los despojos de la noche anterior, pero de los escombros salio una mano de plata, un joven soldado sin rango había sobrevivido a la masacre, se puso de pie y contemplo el paisaje, un grito se ahogo en su garganta, se hinco y puso su cabeza entre sus manos, cuando las primeras lágrimas salían de su ojo, escucho algo, se puso de pie y se dirigió al lugar donde se había escuchado el ruido, allí tendido estaba el comandante mortalmente herido pero aún con vida. El joven soldado se acercó y el comandante al verlo le dijo: -Acércate ¿Cómo te llamas? -Sefir señor -Sefir tengo una misión que encomendarte, yo era el que debía llevarla a cabo, pero he fallado como caballero... un grupo de los nuestros ha huido por los túneles que están debajo de la ciudad el príncipe iba con ellos, fueron a buscar ayuda a algún reino cercano. Búscalo y dale esta caja que su padre me encomendó en el caso que lo peor pasara, es de vital importancia que se la des, pero ten mucho cuidado es muy probable que estén buscando sobrevivientes, lo contenido en esta caja es nuestra única esperanza... El caballero cerró los ojos y murió. Sefir con lágrimas en los ojos tomó sus armas, cubrió su cuerpo y rostro con una gruesa capa, y empezó su caminata al sur, en busca de los sobrevivientes de su raza, los caballeros de oro y plata.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.