criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  ficcion > Narrativa LibreCobaya

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 18 de Febrero del 2009

Desde entonces este relato ha sido leido 2,074 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 17 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: ficcion > Narrativa Libre
  Titulo:

María, Paula, esto es lo último que voy a escribiros, es el tercer y último mensaje que recibiréis de mí, ya no os molestaré en lo que me queda de vida. Os pido perdón si os he hecho daño sin querer, si me comporté de manera despreciable por timidez. En definitiva, lo que quiero es que consigáis lo que os merecéis, la felicidad absoluta (algo tan diferente para según qué personas), supongo que vosotras tendréis en mente cuál sería vuestro camino ideal. Poca gente tiene el corazón que tenéis vosotras, por no decir ninguna de las que yo conozca fuera de mi familia, así que no hagáis como yo hice hace unos 3 o 4 años. Yo tenía un carácter muy bien marcado, serio, estudioso, pero como bien sabéis, el poder de la sociedad es inmenso hoy en día y caí, convirtiéndome en loco, que pasaba de los estudios, se comportaba como un auténtico payaso de la vida, todos me abandonaron (incluso mis amigos desde primaria). Os ruego que sigáis vuestros propios instintos, no el que os imponga un tercero, un ladrón de almas, de cuerpos, de cerebros, un delincuente con apariencia de ángel, que poco a poco te va convirtiendo en un fantasma, en el lado sobrenatural que nunca creías que saldría a la luz, pero que absolutamente todo ser humano en su cajón alterno salvaguarda a la espera de que el más popular del barrio, del instituto, de la ciudad o pueblo, de la autonomía, del país, del continente, del mundo, de la realidad o la ficción, o de que simplemente un individuo o individua, aparentemente adorables, te llenen la cabeza de sustancias totalmente vacías por su imposibilidad de sostenerse a medio o largo plazo, que te hacen redoblar peligrosamente tu propio yo, maten gamberrada a gamberrada, dejadez a dejadez, absentismo a absentismo, golpe en la pared tras golpe en la pared, tus inocentes ganas de vivir, ya que tu yo original en algún momento te hará tomar conciencia de las, en apariencias, diminutas, pero en realidad, magnas deshonrras hacia aquél niño que fabricaron con todo su cariño el padre y la madre, que pasó (y todavía tiene huellas de ello), por una etapa de robot muy similar a la de un adicto a la cocaína, marihuana, hachís y que por tanto nunca acaba del todo. Huid de la grandeza, amad la sencillez, nunca perdáis la esperanza en ser reconocidas por alguien, unas veces será un pedante profesor, otras lo será la rubia tetuda de la clase que admira en silencio lo que a ella le falta, indudablemente vuestros padres, que os tuvieron porque querían que obtuviéseis lo que ellos, por no encontrarse en el lugar, momento y compañía que se premiaban con la inmortalidad, no pudieron paladear a pesar de que aún recuerdan los más viejos, los litros de sangre que se dejaron asistiendo a aquellos que llegarían a la alcaldía, regentarían la panadería del barrio, llevarían a decenas de secuaces guardándole su agujero negro por el uso y disfrute de su choza de 5000 metros cuadrados o simplemente ejercerían una actividad deportiva que curiosamente tiende en lugar de reafirmar la musculación, a retrocederla más allá del nivel del que no hace más que succionar leche proveniente de unos medios que ninguno de los que hemos superado la mayoría de edad, despreciaríamos. Si no soy traicionado, esta retahíla de vacuidades llegará exactamente al almacén solar de nuestra ciudad natal, 25 años después de que una pareja de guardias forestales me encuentren sin pulso tras estar 5 días consecutivos masturbándome ante el irresistible pero impenetrable encanto que ofrece aquél arbusto tan severo con los sueños de toda su legión de aduladores.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.