criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Suicidio Concertado
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  terror > Hechos realesAmistad

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 10 de Marzo del 2010

Desde entonces este relato ha sido leido 3,897 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 55 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: terror > Hechos reales
  Titulo:

No sé como empezó, pero conectamos enseguida. Siempre la veía sentada al final de la clase sin hablar con nadie.
Un día mientras hacíamos un cambio de clase, alguien me preguntó:
_ ¿Sabes, si hoy ha venido el profe de historia?
Me giré, era ella, la chica solitaria.
Le dije:
_ Pues si, hace un momento salía de la sala de profesores.
Hicimos el camino juntas, pero en silencio. Cada una pensando en sus cosas.
Cuando llegamos a la clase, sin darle mayor importancia, se sentó a mi lado, y tomamos apuntes en silencio. Pensé que no le había caído muy bien, aunque tampoco es que hubiésemos tenido una gran conversación. Llego la hora de irnos y nos despedimos con un simple adiós.
Al día siguiente no la vi en las dos primeras clases, pensé que estaba enferma. Apareció en clase de mates, y como si fuese algo habitual se sentó a mi lado. Esta vez me saludo algo más animada, pero vi como miraba de reojo al grupito que siempre la excluía. Así pasó la semana, y los meses y sin darnos cuenta nos hicimos inseparables.
Cada vez iba conociéndola más, y me daba cuenta, de porque la excluían, era demasiado tímida…. pero también me di cuenta que tenía un gran corazón. Nos complementábamos al cien por cien, cuando yo era el ying, ella era el yang y viceversa.
Era la mayor de cuatro hermanos, y tenía que ayudar en casa, era como la segunda madre para sus hermanos, cuando sus padres trabajaban ella estaba a cargo de todo, por eso faltaba a algunas clases.
Nuestra amistad crecía por días, quedábamos para salir, comíamos en casa de la otra…ahora todo lo que nos pasaba era asunto de las dos.
Siempre que hablábamos del futuro, lo planeábamos juntas, con nuestras respectivas parejas, pero siendo vecinas, o imaginando que nuestras parejas, serían hermanos o muy buenos amigos, en fin siempre buscando un lazo de unión más fuerte que el que ya teníamos.
Pero la vida no es nunca como se sueña.
Empezamos a salir en pandilla y al final terminaron saliendo parejas, yo no tenía planeado estar con nadie, pero salió así.
Ella no se lo tomo muy bien, porque pensaba que la estaba traicionando, por su timidez se aferraba a nuestra amistad como a un clavo ardiendo, así que su reacción fue dejarme de hablar.
Pero yo no iba a dejar que un hombre pusiera fin a esa amistad, y fui a hablar con ella, entre risas y llantos, nos reconciliamos.
Ella hizo su nueva pandilla y vivió su vida por su lado y yo hice lo mismo, pero eso si, sin dejar de estar en contacto, y vernos cada vez que podíamos. Estábamos ahí para lo bueno y para lo malo.
Aun seguimos siendo amigas, yo he ido a su boda, ella ha venido a la mía, estuvo en el bautizo de mi hija…
Como dicen en los malos momentos es cuando se ve quien es tu verdadero amigo y ella ha estado ahí. La amistad cuando es de verdad, dura para siempre.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.