criticas (886)
    Criticas de Cine (145)
    Deportivas (37)
    Duras (222)
    Generales (252)
    Juegos (27)
    Literatura (50)
    Musica (76)
    TV y Famosos (77)
   eroticos (3048)
    Anales (115)
    Desvirgaciones (403)
    Dominación (116)
    Fantasías Eroticas (210)
    Gays (497)
    Hetero (787)
    Lesbianas (161)
    Lluvia dorada (28)
    Orgías (164)
    Otros (332)
    Sadomaso (35)
    Transexuales (57)
    Voyerismo (67)
    Zoofilia (76)
   fantasia (2148)
    Epica (233)
    Fantasia General (543)
    Poesia (424)
    Rol (182)
    Romantica (766)
   ficcion (1044)
    Ciencia Ficción (192)
    Futuristas (102)
    Narrativa Libre (660)
    Ovnis (27)
    Snuff (67)
   humor (1088)
    Asi soy yo.... (60)
    Bromas (28)
    Chistes (398)
    Citas y Frases (42)
    Fabulas (45)
    Hechos Reales (186)
    Parodias (197)
    Piropos (67)
    Sexuales (65)
   terror (2722)
    Asesinos en serie (160)
    Espiritismo (124)
    Hechos reales (724)
    Pesadillas (256)
    Teorias (69)
    Terror General (790)
    vampiros (599)
 
 Top 5
    Como escapados de un ..
    Solo se ...que me sie..
    Las cosas que nunca t..
    De repente oscuridad
    Valiente Guerrero, Mo..
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  fantasia > Romantica[*A&P*]- Perdida y reencuentro de un amor

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 25 de Noviembre del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 1,827 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 55 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: fantasia > Romantica
  Titulo:

Si terminas de leer este relato por favor deja un comentario, quisiera saber si vale la pena o es pura basura...Gracias. A&P Y su cabeza se posó dulcemente en su pecho, sus manos estaban entrelazadas mientras sus respiraciones y sus latidos se fundían en un canto profundo, suave, romántico... - No te vayas -dijo- no te alejes de mí, te necesito. - Si me quedo correremos peligro, no podré soportar si te pasara algo. Sus labios la rozaron; un pequeño temblor en su cuerpo la hizo reaccionar, se dio cuenta que tampoco ella podría vivir sin él, no podía dejarlo ir, no ahora. Sus largos y finos dedos rozaron su mejilla en una dulce, exquisita caricia que pareció durar sólo unos segundos pero que para él sería suficiente para amarla toda la vida y más is fuese necesario, con una mano cogió la de ella, aquella que la había proporcionado tan dulce roce y la besó, después no pudo aguantarlo más y la besó en los labios, la cogió de la nuca y con la otra mano la atrajo hacia él por la cintura, ella quiso soltarse, pues un beso más de él, un maldito beso más la harían hacer cualquier cosa por no dejarlo ir. Quizo safarse pero su cuerpo no respondía, su mente decía que no, pero su corazón y su cuerpo sí lo deseaban, lo deseaban con toda su fuerza. Los besos de él siempre la habían hecho sentir reconfortada, como si volviese ha nacer, pero ese beso fué el clímax de sus sentimientos los cuales hicieron que sus palpitaciones fueran inecesarias, sentía que sólo con permanecer a su lado era suficiente para vivir. - Te amo, Ann, te amo muchísimo, como un loco, no quisiera hacerlo, pero te amo demasiado como para no dejara que te pase algo,pero también te amo demasiado como para irme de tu lado, aún así debo marcharme, adiós... Se dio media vuelta y quiso golpear, gritar, pero lo único que salieron de él fueron un para de lágrimas que calleron al suelo, y reflejaron la luz del sol que aún no se había terminado de esconder en su manto oscuro. No pudo evitar molestarse consigo mismo por que no quería que ella lo viese en ese estado, pero no lo podía evitar. - Sabes? –le dijo ella, esbozando una pequeña sonrisa que aun que triste podía verse la belleza de ella- nunca había visto llorar a un chico. Quiso secarse las lágrimas con la manga para no tener que mirarla con lo ojos llorosos, pero antes de poder hacerlo y darse vuelta, ella lo detuvo con un suave movimiento de sus dulces manos. - No, déjalo, es hermoso –y lo besó en el lugar donde se acababa de posar otra lágrima- te amo. Y ella también lloró, por sentirse impotente ante su partida; no podía, no quería dejarlo ir. Unas sirenas irrumpieron en tan hermosa escena, desasiendo el hechizo que los unía. - Ya es hora de que me vaya. - No... –dijo- no te vayas, o por lo menos llévame contigo, pero no me dejes. - No, es peligroso y no hay tiempo de prepararnos. - No importa, no es necesario alistarme. - Pero es necesario llevar algo. Pero la locura que radicaba en ella no la dejaba pensar con claridad, temí perder lo único que tenía; con sus 16 años a cuestas, la vida ya le había arrebatado suficiente. Su madre, una mujer independiente, dulce y hermosa sa había separado de ella de una forma muy cruel, y aún no podía creer lo que había pasado con ella. Y su padre, un hombre violento a causa de su dura niñez no podía tener su custodia debido a su agresividad y aunque ella había declarado que nunca la había tocado (lo cual era una verdad a medias) no fue suficiente para quedarse con él. Ahora ella vive con su abuela enferma y ella no podía dejar ir lo único que le quedaba, no podía.., no quería. De pronto, un hombre, el timbre, forcejeos en la puerta; demasiado tarde... - Ya véte. - Pero... - Ya véte, no puedes dejar que te atrapen corre, Peter, corre. Y no regreses hasta que todo se haya calmado por aquí, ¡Véte! - Ann, no lo olvides –la besó- te amo. Golpes en la puerta y la ventana. - ¡¿Qué pasa hija?, ¿no oyes la puerta?, tocan; abre o me van a tirar la casa! - ¡Sí abuela ya oí, me estaba dando un baño! ¡Pero ya voy!... ya vete Peter. Empezó a empujarlo a la puerta trasera, pero una sombra les hizo pensar lo peor, y sí, no estaban equivocado, eran más policías. - ¡OH, no! ¿Y ahora? –susurró- ya lo tengo, ve al sótano y hay una puerta que da al exterior, pero ten cuidado de cerrarla al salir yo haré que ellos entren para que sea más fácil, que no te vean. - Adiós –no podía pronunciar otra palabra, pero ya le haría saber de él más tarde. Bajó al sótano, escuchó voces provenientes de la calle que s e colaban por una ventanilla cerca del techo. - Iré a ver por aquella ventana, tú trata de abrir la puerta del sótano. Inmediatamente Peter se colocó debajo de la ventana y apretó los ojos deseando con fuerza que no lo lograran..., que no lograran abrir la puerta. - Creo que hay alguien... - Dios, ya me vieron –pensó. - No hombre, es una viejo maniquí –dijo el segundo policía-, además la puerta está atorada, nadie intentaría salir por aquí y aunque lo intentaran no creo que lo lograría. - ¡Ey! Ya abrieron la puerta –dijo un tercer policía- entremos. Si te gustó, tengo otras dos partes que podría mandar si el relato es acogido de buena manera. Gracias, de nuevo. Atte: Rakel.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios



Busca relatos



InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com


¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.